Hugo Molina despertó, pero luego volvió a empeorar

Hugo Molina, el electricista que sufrió una descarga eléctrica en una línea de tensión al trabajar en un techo y cayó desde más de cuatro metros de altura, sigue en grave estado en el sector de terapia intensiva del Hospital "San Felipe" de San Nicolás.
Betiana, su hija, confirmó a "Equipo de Radio" que ayer al mediodía despertó. "Lo vimos despierto, sonrió, movió la cara, aunque el cuerpo sigue sin responder".
Sin embargo, la situación cambió con la segunda visita, a la tarde. "Lo volvieron a sedar, y pusieron un cartelito que dice "aislado de contacto". No sabemos lo que pasó, porque el parte médico recién lo dan hoy al mediodía" explicó.
La perspectiva sigue siendo grave, aunque se aguarda la evolución para los próximos días: "Ayer, la doctora nos dijo que el hecho de despertarse es buenísimo, porque hacía cuatro días que le habían sacado el sedante y no reaccionaba. Los pulmones no están tan desarrollados para sacarle el respirador, pero le sacaron el drenaje porque bajó la infección. Con lo de la columna está más confirmado que no va a caminar. Le van a fijar la columna para que se pueda sentar. En lo cerebral, quieren ver qué consecuencias tiene".
Betiana volvió a apuntar contra el procedimiento de traslado, como uno de los motivos por los que su padre empeoró, tras la demora en conseguir la derivación: "Lo trasladaron sin tablilla y lo dejaron inválido, le agarraron el pie con la puerta como un perro".

Comentarios