Allanaron la casa del tirador, 24 horas después: el arma no estaba

Casi un día entero se tomó la Justicia para ordenar el allanamiento de la propiedad del hombre de 85 años que disparó el lunes contra un grupo de niños e hirió a uno de ellos, en el barrio San Francisco de Asís. 
Obviamente, cuando la policía cumplió con la diligencia, la carabina utilizada para la agresión no fue encontrada. 

Mientras tanto, se aguarda por la evolución del niño de 7 años que recibió el impacto de un proyectil calibre 38 en su mano. La bala fue extraída por los médicos del Hospital luego de una intervención quirúrgica. 
El ataque se produjo cuando un grupo de chicos jugaba a la pelota en la calle, en Mateo Sbert y Nieto de Torres. 
Los vecinos del barrio relataron que al acercarse al amplio terreno baldío en donde se encuentra la casa del tirador, éste apuntó directamente al grupo y tiró. Uno de los disparos pasó al lado de la cabeza de una niña. Otro le pegó en la mano a su hermano, Juan Manuel. 
Éste no es el primer episodio de similares características relacionado con la misma persona, coinciden los habitantes del barrio San Francisco. Amenazas armadas, disparos al aire, ataque de perros salvajes, forman parte de una situación insostenible.

Comentarios

POLICIA VIEJO ha dicho que…
No es novedad , el código de procedimientos penal reformado para los delincuentes es así,.
la burocracia judicial , la espera etc, antes no era así pero bueno aplaudamos como lo hicieron los setentistas en su momento por la reforma del código y las garantías ahi estan tus garantías viste.? EL DELINCUENTE TIENE QUE IR PRESO REPRESO SU UNICA GARANTIA EL ABOGADO UNA VEZ QUE ESTE DETRÁ DE LAS REJAS.
Anónimo ha dicho que…
Ja,ja, decime que es una jodita para Tinelli!!!
Anónimo ha dicho que…
Es así de simple. Es la justicia que tenemos. A no quejarse porque nunca hicimos algo para que esto se revierta: siempre estuvimos en la cómoda, no nos involucramos, excepto realizar alguna crítica como en este caso lo hacemos a través de esta página. Pero jamás una marcha, por ejemplo, reclamando un "cambio" de este sistema perverso donde los delincuentes son dueños de las calles desde hace años. Pero bueno, no podemos controlar simples infracciones de tránsito, qué más podemos pretender.