Violación en Villa Igoillo: el relato de la familia

La hermana de la adolescente de 15 años abusada en un descampado de Villa Igoillo durante el fin de semana habló con La Radio 92.3 sobre el ataque sufrido por la joven. 
“Cumplió 15 hace cuatro días, pidió permiso para hacer el cumpleaños en la casa de un amigo. Hubo invitados, alguien lo posteó en Facebook para que asistan llevando bebidas” indicó. 

El incidente se registró aproximadamente a las 3.30 de la madrugada, cuando algunos de los asistentes advierten que la cumpleañera no está. 
“El dueño de la casa empieza a preguntar. Agarra una linterna y la sale a buscar. Cuando todos los que estaban teniéndola a ella ven la luz de la linterna salen corriendo todos. La encontró tirada en el descampado llorando” explicó la mujer. 
“Son cercanos al barrio no son del barrio. La gran mayoría de los que estaban no los conocían. La sacan del cumpleaños, la agarraron de los brazos y ella gritaba que no quería, que se quería venir a mi casa, pero se ve que todos lo tomaban como una broma” agregó. La víctima volvió al lugar en donde se estaba desarrollando el cumpleaños, en donde se encontró con algunos de los atacantes. 
“Cuando a mi hermana la llevan, ella lloraba y dijo que le hicieron algo. Los mismos chicos que abusaron de ella la trataron de loca”. 
La familia recibió el aviso de lo sucedido minutos después: “Los dos que estuvieron con ella vinieron a las cuatro a decirnos que pasaba algo con ella pero que mi hermana no quería hablar. Mi mamá está engripada. Salió mi papá y cuando llegó le dijeron lo que había pasado”. 
De los diez jóvenes que participaron de una u otra forma del ataque, siete fueron reconocidos. Menos uno, todos son menores de edad. Cuatro de ellos habrían sido identificados como los abusadores, con la participación necesaria del resto.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Es una vergüenza que sucedan estas cosas en San Pedro, que los padres no cuiden de sus hijos, menores de 18 años después de las 10 pm en su casa, sino en la comisaría y a los 10 que participaron de este hecho, los llevo a un instituto para menores y cuando cumplieron la mayoría de edad a la carcel por violacion, tienen que aprender.
Sino se hace la mas facil, de a uno una bala perdida y terminamos con los 10 en unos pocos meses.
Anónimo ha dicho que…
¿Y los que estaban en el cumple qué hicieron? Vieron que se la llevaban y...
Anónimo ha dicho que…
Degenerados!! le arruinaron la vida a una nena..que paguen x eso!
Anónimo ha dicho que…
Seguro que no pasa absolutamente nada porque son menores. Los menores tienen derechos que no tenemos los mayores: pueden violar, matar, robar; lo que se les ocurra. Y sino habría que preguntarse por qué se los libera enseguida. Están autorizados a delinquier; así ocurre acá, no en un país serio.
Anónimo ha dicho que…
La verdad que san pedro está hecho un desastre. Lo que me da mucha impotencia es que ellos lo toman como una joda y no sólo la perjudican a la niña si no a los familiares de ellos,yo sentiria mucha vergüenza de tener un hijo así, me daría rabia saber que crié y eduque a un mounstro por que eso es lo que son no tienen el más mínimos respeto por nadie. Espero que la niña pueda seguir con su vida. Y no tenga que vivir el resto de su vida con psicólogos y pastillas por culpa de los pendejo desgraciados.
Anónimo ha dicho que…
Absoluta responsabilidad de los padres.
Anónimo ha dicho que…
Lo siento pero en este tipos de casos no se puede hacer nada. Los menores son intocables por las leyes y cualquier intento de cambiarlas para que puedan entrar en la figura de culpables y ser juzgados, sera frenado por los organismos de Derechos Humanos, que tienen demasiado poder e ingerencia en estos asuntos, ademas de influencia sobre jueces, congresistas y gobernantes. Los detendrán algunas horas y luego seran devueltos a sus padres conforme el código penal.
Anónimo ha dicho que…
Totalmente de acuerdo con 11,52.donde estaban los adultos responsables ??estaban solos en la casa ? después vienen los lamentos,cuando los hechos están consumados.La culpa en estod casos es de los PADRES y de nadie más.