Dos chicos de 11 y 12 años robaron una moto

Agentes de la Comisaría local aprehendieron a dos chicos de 11 y 12 años que circulaban en una moto robada minutos antes. 
El procedimiento tuvo lugar en Balcarce y Cruz Roja, alrededor de las 20 de ayer. 

El robo de la Gillera Smash se produjo en Güemes e Ituzaingó, minutos antes. 
 La UFI del Joven dispuso la notificación de la formación de la causa por el robo y la posterior entrega a los padres. 
La moto fue entregada a la propietaria.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Es lamentable! Era 5 chicos, los ví, cuando me dispuse llamar a la policía, ya estaban corriendo los. Iban dos niños adelante y tres más detrás. Estos últimos parecían más chicos todavía! Qué dicen los padres si llegan sus hijos con una moto a sus casas? Qué les enseñan??? Qué futuro!
ANDREA ha dicho que…
Sí o sí , cárcel a los padres, varios años porque son ellos los que vulneran a sus hijos.Y sacarles la tenencia, por supuesto.
Anónimo ha dicho que…
12 años? Oh! Casualidad... Los 12 de la dékada garkada...
Y ahora... Que vas a escribir, vos... KukaChoriplanero que te ofendés fácil, pero la guita choreada no la devuelven!!! Eh!!??
Anónimo ha dicho que…
dos chicos? dos delincuentes de 11 y 12 años asi deberia ser el titulo de la noticia
Anónimo ha dicho que…
La justicia tiene que encerrar a los padres.
Anónimo ha dicho que…
Por que no ponen que a las pobres criaturas le sacaron una cuchilla que parecía un sable?
Anónimo ha dicho que…
No son chicos, son delincuentes. Han delinquido. A los diez, once o doce años, estos sujetos, máxime si están permanentemente en la calle, como descuento que es el caso de estos sujetos, saben perfectamente lo que está bien y lo que está mal. Saben discernir prefectamente estas cuestiones y otras que tienen que ver con la convivencia. Y la justicia sigue con los procedimientos arcaicos y cargados de riesgos no solamente para el ciudadano honesto, sino para los propios delincuentes, al hacer entrega de los mismos a sus progenitores, quienes por lo generaltiene alguna cuenta con la ley. ¿Entonces, dónde está la verdadera actividad del estado para reencauzar a estos precoces delincuentes?. Van a seguir en la misma postura porque se los alienta a que sigan haciendo lo mismo. No hay ningun a medida restrictiva que los haga reflexionar. Van a ir a lo fácil, que no es otra cosa que robar. Y así, en esa continuidad de actos ilícitos sin solución de continuidad, llegan a "naturalizar" lo que están haciendo; lo toman como algo normal y hasta "justo", porque ellos también quieren tener lo que todos aquellos que trabajamos honestamente tenemos, con la única y particular diferencia que estos energúmenos lo hacen ilícitamente a instancia de un sistema permisivo en el que se deben incluir a sus familiares. EL OBSERVADOR.