Respuesta de “Militancia para la Victoria” a la Sociedad Rural

“Militancia para la Victoria”, uno de los espacios políticos que convocó al acto encabezado por Guillermo Moreno en el Partido Justicialista, respondió, a través de una nota pública al comunicado de repudio de la Sociedad Rural.
Los referentes de ese espacio sostienen que la Rural tiene “dificultades para “tolerar” el sistema democrático”.


A continuación, el texto completo: 
“El comunicado que saco la sociedad rural, en repudio a la visita a nuestra ciudad para interactuar con quien quisiera hacerlo y en un ámbito privado de Guillermo Moreno, un hombre de la democracia, no asombra. 
Distinto actitud tuvo cuando durante el proceso iniciado en 1976, visitó nuestra ciudad el Almirante Masera, realizó una acto en un conocido club, y motivó una solicitada de adhesión que si la revisáramos, seguramente encontraríamos a muchos miembros de la sociedad rural. 
Es que la sociedad rural históricamente ha estado ligada a ejercicios dictatoriales del poder, basta recordar la entrada triunfal del dictador Onganía en una carroza imperial tirada por caballos a la exposición rural del año 1966 y la rechifla que recibió en el mismo espacio el Presidente democrático Raul Alfonsín. 
La dictadura cívico militar de Videla, cuyo ministro de economía Jose Alfredo Martinez de Hoz tuvo estrecho vínculo con la sociedad rural, le entregó a la entidad la Secretaria de ganadería a Jorge Zorreguieta, quien fue secretario de Confederaciones Rurales Argentinas, CRA, de la Sociedad Rural y Presidente de la Comisión Coordinadora de Entidades Agropecuarias. 
En paralelo el gobierno de Cambiemos puso en manos de su institución hermana, Confederaciones Rurales Argentinas y en la persona de quien fuera su presidente Sr. Bruyaile el Ministerio de Agricultura. 
 Es por eso que esta institución repudie a un ex funcionario de un gobierno democrático nacional y popular, gobierno que además tuvo la “osadía” de aumentar las retenciones al agro, no debiera sorprender. 
 No podría ser de otra manera: define como “atropellos” a las políticas populares del último gobierno, solo en referencia a los intereses de su sector. 
No le han molestado ni generado repudio alguno los despidos masivos, los tarifazos, los Panama Papers, el negociado del Correo. 
Tampoco han repudiado el trabajo esclavo descubierto sistemáticamente en campos de la zona durante ese mismo gobierno que caprichosamente llama “autoritario”. Tan grave y nefasta es su historia como su porvenir. 
Asociado a este gobierno de ajuste, y en defensa de los intereses de clase, la sociedad rural aprueba y colabora en la ejecución de las políticas de destrucción de derechos civiles y sociales del pueblo trabajador. 
Desde militancia para la victoria sabemos que hay dos proyectos de país. Uno tiene como destinatario de sus políticas beneficiar a la SR y las corporaciones, amigos y cómplices. 
El otro, el nuestro, está al servicio del pueblo, de los derechos humanos, de la inclusión, del comercio interno, de la creación de trabajo, de la ciencia, de la industrialización, de la cultura, de los derechos de las minorías. Ese proyecto reivindicamos, por él trabajamos y militamos”.