17.5.16

López Bravo: “El fallo sobre los inspectores era previsible”

La Dra. Marisa López Bravo, abogada de la familia Espíndola, recordó que no intervino en forma directa en la causa contra los inspectores municipales que persiguieron al motociclista que chocó a Maximiliano. 
La abogada dijo que el fallo “era previsible” y que no estuvo “nunca de acuerdo con el tipo penal establecido por la Fiscalía de la Dra. Gabriela Ates”. 

“Correspondía más el falso testimonio que el incumplimiento de los deberes de funcionario público. Me llamó mucho la atención el encuadramiento y se lo dije al papá de Maxi” explicó la letrada. 
Además, remarcó su opinión de que los agentes municipales Diego Belesi y Rodolfo “Chacha” Romero estuvieron siempre asesorados por el estudio Lima, y que, aunque nunca pudo probarse, existió una incompatibilidad de funciones, ya que la Fiscal Gabriela Ates estaba defendida por los mismos abogados. 
“Siempre dije que para mí estuvieron siempre asesorados por el Estudio Lima. Y que la Dra. Ates se tendría que haber excusado porque era cliente del estudio Lima, pero no puedo probarlo porque ellos siempre lo negaron” explicó.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

lo que no es previsible es que 2 borrachos en moto,sin luces,sin casco,sin patente ,sin carnet se den a la fuga y choque a un pobre pibe que iba a laburar , le arruinaron la vida y pagan con 3 lucas,si eso vale una vida habrá que volver a la ley del talión.

Anónimo dijo...

Otro moco mas de Ates