16.5.16

Absolvieron a Belesi y Romero en la causa de Maxi Espíndola

El momento de la persecución que dio origen al juicio
Tras una audiencia “express”, el Juzgado en lo Correccional Nº1 de San Nicolás decidió absolver a los agentes municipales Diego Belesi y Rodolfo “Chacha” Romero. 
Ambos estaban imputados por incumplimiento de los deberes de funcionario público por su accionar durante los hechos que precedieron el accidente por el que resultó gravemente herido Maximiliano Espíndola. 

El Juez Rubén Edgardo Enz entendió que no había culpa en el accionar de Romero y Belesi, decidiendo su absolución. 
Durante la audiencia declararon 12 testigos, y estuvieron presentes todos los protagonistas de los hechos. 
Quienes por entonces eran inspectores de tránsito persiguieron en la madrugada del 14 de abril de 2012 a una moto en la que circulaban dos jóvenes (Lautaro Lafalce y Axel Losada) quienes chocaron en contramano en Bottaro y Ayacucho con otra moto en la que iba Espíndola. 
Los hechos de esa jornada terminaron con la renuncia del Subsecretario de Control y Defensa Civil, Raúl Manchone, quien días antes había prohibido expresamente a su personal participar en persecuciones a motos. 
Esta es la segunda descepción judicial en pocas semansa para una familia que busca Justicia para un joven que debió pasar 42 días en coma, 6 meses internado y años de recuperación. El mes pasado el conductor de la moto que lo chocó recibió como sanción apenas 3 mil pesos de multa y una inhabilitación para conducir de 18 meses.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por fin primo el sentido común. Era hora. Dejando de lado que el currículum de los inspectores involucrados no los habilita bajo ningún concepto para ejercer este cargo público que ostentaban, resulta demagogico endilgar la autora de la colisión a los inspectores. El imputado de la colisión y provocador de las lesiones sufridas por Espíndola no es ni más ni menos que el conductor de la motocicleta que evadia un control. A ese conductor tiene q caerle la ley. Después le pedimos a los inspectores y a la policía que detengan a los vivos que andan en banda haciendo detonaciones con sus motos por toda la ciudad. Esos tipos los querés parar y disparan. Entonces que hacenos? No los corremos? Porque si se caen o provocan un accidente en su fuga le caemos a la autoridad con todo el peso. Pensemos un poco y dejemos de hacer demagogia. Acá o nos decidimos a apoyar a las autoridades y que se corte esta joda y libertinaje o nos resignamos a seguir como ahora, viviendo con la música de los disparos de los "cortes" de los muchachos que se divierten.

Anónimo dijo...

y que esperamos de esta justicia actual??? Que juzgue conforme a derecho, es lo mas lógico y justo. El problema principal que esta justicia depende quien defienda y los intereses que toque y como si fuera poco el gran acomodo que hay entre jueces y la corporación de abogados que gozan de una impunidad sin limites, hacen un combo totalmente nefasto para el ciudadano común. Y lo vemos a diario con fallos repugnantes, con abogados que se arreglan entre ellos y nos rompen el tujes en fallos que no tienen el mas mínimo trato de decencia hacia la víctima y la inequidad es tal que en otro caso también de accidente en moto, pero no choque de contramano, sino llevando a otro de acompañante, chocan con un remís, y un buitre agarra el patrocinio del acompañante fracturado en una pierna y como salió el juicio? El remis inocente total" no tenía ni seguro", el que manejaba la moto le tiene que pagar al que le pidió que lo llevara O SEA EL ACOMPAÑANTE, el viaje duró una cuadra, LA MÓDICA SUMA DE $120000.-PERO ESA SUMA NO ES DE AHORA, ESTE FALLO TIENE NO MENOS DE 5 AÑOS ATRÁS!!!!! Y A ESTE POBRE MUCHACHO QUE LO DESTROZARON LO VAN A RESARCIR CON $3000.- VERGONZOSO FALLO!!!! ESTA ES LA JUSTICIA QUE TENEMOS EN LOS TRIBUNALES DE SAN NICOLAS!!!
nO TIENE QUE QUEDAR NINGÚN JUEZ HAY QUE RAJARLOS A TODOS Y VOLVER A EMPEZAR!!! SI QUEREMOS UNA VERDADERA JUSTICIA Y SINO QUE A CADA UNO NOS VAYA COMO SE LE CANTE A LA MAFIA JUDICIAL LAMENTABLEMENTE.

Juanchi dijo...

Existe realmente la JUSTICIA en este pais? Para que tanta gente en tribunales y fiscalias a sueldo sino resuelven muchos casos. Para que alquilar un inmueble mas grande y comodo para los fiscales y tambien para los delincuentes que la policia detiene y el fiscal por mandato de un juez lo suelta. Que pena me da todo esto y la verdad con lo que eh visto en el ultimo tiempo ya es difícil creer.

maria lopez dijo...

Lo injusto es que los conductores de motos hacen lo que está prohibido,van en contramano,cruzan en rojo,escapan de los controles,eso demuestra que no tienen papeles de compra de su moto,ni seguro,no usan casco etc,,Esto lo aprenden de su familia,muchos padres les regalan motocicletas a sus hijos al cumplir 13,14 y 15 años.No saben que se les otorga la licencia a los 16 años?? Tiene que estudiar normas de tránsito y rendir,y algunos padres pretenden comprar al inspector que toma exámen para aprobar a los nenitos......Hay inspectores que hacen muy bien su trabajo,algunos no saben en dónde están parados,pero son dirigidos por Cambiemos.......

Anónimo dijo...

El único responsable de este accidente es el conductor de la moto, quien además se resisitió a la autoridad. Él es el único rfesponsable y él debe responder ante la justicia. No hay otra. Los inspectores hicieron su trabajo.

Anónimo dijo...

Basta de estos sujetos que se creen dueños de las calles. Las motos tienen que tener la documentación al día; tener la patente paga; tener seguro contra terceros;: tener la verificación técnica acrtualizada y la chapa patente colocada, sino, no puden circular. Los inspectores deben saber esto. Además lógicamente que sus conductores tienen que tener licencia y casco colocado. Nada de eso se cumple en San Pedro. ¿Por qué? Sencillo: no hay control, no hay voluntad, no hay actitud pro activa; no hay conocimientos suficientes en la materia; no hay directivas claras - lo que comúnmente se denomina bajada de línea-, en fin. No hay planificación. Se va detrás de los problemas, de las quejas, etc. No hay nada sustentable en el tiempo; así nada funciona.