25.4.16

Violento episodio con un detenido en la Comisaría: una policía herida

Un detenido que está alojado en la Comisaría local protagonizó anoche un violento episodio, cuando comenzó a golpear su cabeza contra los barrotes de los calabozos y luego golpear a la policía a puñetazos, patadas y con un palo de escoba. 
Todo comenzó cuando se realizaba el relevo de la imaginaria del sector de calabozos. Una mujer policía fue increpada por uno de los detenidos, quien la insultó y comenzó a golpear su cabeza contra los barrotes de la celda, arrojando además golpes de puño y puntapiés pidiendo que lo liberaran. 

De acuerdo al parte policial, el protagonista del incidente, oriundo de Los Cardales, partido de Exaltación de la Cruz, incitó a los otros cinco detenidos para que se sumen. 
Cuando la oficial de servicio ingresó junto a otra oficial y un subteniente, el detenido intenta agredir a los uniformados con un palo de escoba que estaba contra la pared para la higiene del lugar. Tras un forcejeo, arrojó un golpe de puño a la oficial a cargo, aunque no logró lesionarla porque fue controlado por los otros dos policías, una de las cuales terminó golpeando con su brazo contra la pared tras recibir un empujón. 
Con la participación de otros tres efectivos, finalmente el detenido (quien no presenta lesiones) fue retirado de la celda y alojado en otra lindera. 
La oficial policial fue asistida por el médico de guardia de la policía, e instó a la acción penal contra el agresor.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

eso se debe a la abstinencia seguramente!!

Anónimo dijo...

Eso se debe a que estos criminales hacen lo que quieren y la justicia, con fallos absolutorios, garantistas y abolicionistas, les permite seguir seguir haciendo de las suyas. Seguramente ya debe estar en libertad. Y seguro también que antes de retirarse de la dependencia policial haya amenazado a todos los uniformados, porque así actúan estos marginales.

Anónimo dijo...

Sindrome de abstinencia ,se olvidaron de llevarle la falopa.

Anónimo dijo...

EL MIRADOR
La agresividad se agrava cada vez más. Suerte que las policías actuantes y víctimas del detenido, no sufrieron fuertes golpes.
Parece que es una "enfermedad" muy contagiosa,la agresividad se ve en todas partes: en los negocios, en los bancos, etc. Las enfermeras y los médicos muchas veces tienen que andar esquivando los golpes de los pacientes.
Las autoridades y los profesionales de la salud deben que estudiar y buscar acciones para solucionar esta "enfermedad" tan peligrosa.

Anónimo dijo...

NO QUIERO IMAGINAR LO QUE ESTE ENERGUMENO SERIA CAPAZ DE HACER SI INGRESA EN TU VIVIENDA

Anónimo dijo...

que hacia un palo de escoba dentro del calabozo. sigan opinando al cohete, esto pasa por los miliquitos que hay ahora no estan capacitados ni hablar de los que vienen. que lastima de los que se fueron esos eran policias de verdad con vocacion de servicio, espiritu de cuerpo, lealtad, respetuosos.el otro dia en el centro andaban tres policias no se sabia si estaban disbrasados o que la pistola casi la llevaban en el tobillo, payasos,uno con un pañuelo de los quebrachos. VERGONZOSO.

Anónimo dijo...

Y CON QUE VAN A BARRER EL PISO SI NO HAY ESCOBA?? O TE PESAS QUE LOS POLICIAS TAMBIEN LE VAN A BARRER EL PISO A ESTOS CHORROS

Anónimo dijo...

22:17 no es para tanto. Me parece que estás exagerando con el comentario. Dicen los viejos que lo de antes siempre es mejor. No coincido con ese pensamiento; sí creo que antes, pero mucho antes, había policía muy pero muy bueno. No voy a dar nombres porque sería injusto. Era otra formación. Los oficiales estaban internados en la escuela de Policía durante dos o tres años y la única salida al exterior eran los fines de semana por medio si no te tocaba guardia. Hubo casos de cadetes que estuvieron seis o siete meses sin salir (por guardias que tenían que cumplir y por actos de indisciplinas que eran castigados severamente); ahí te formaban de verdad. Hoy, cinco o seis meses y a la calle. De todas maneras la gente de hoy tiene sus cosas positivas. Además, con todas estas reformas es como que habría que esperar un poco. En cuanto al hecho este ocurrido en la comisaría, creo que la justicia debería castigarlo severamente a este energúmeno.