20.3.16

Múltiples fallas en servicios de internet: usuarios reclaman por descuentos

Numerosos inconvenientes en los servicios de internet fueron denunciados por clientes de las dos principales empresas del rubro. 
En el caso de Fibertel, los usuarios informaron que a los cortes intermitentes en distintos momentos del día en varios sectores de la ciudad, se suma que la velocidad de bajada es sensiblemente menor a la contratada (3, 6 o 10 megas). 

 Los reclamos realizados al número telefónico de atención al cliente tuvieron como respuesta que existen “inconvenientes masivos que la empresa está solucionando”. Sin embargo, a lo largo de un mes, los problemas continúan, la respuesta es la misma, y la facturación no se modifica, a menos que el cliente reclame un resarcimiento por la falta de prestación del servicio acordado. 
Con la paciencia necesaria para estar en línea por lo menos veinte minutos de espera, el operador primero explicará que la zona (en realidad son distintas zonas de San Pedro) presenta inconvenientes, con el servicio lento. 
 El cliente deberá entonces manifestar su disconformidad ante la respuesta y exigir un resarcimiento por estar pagando una prestación que la firma no brinda. 
Dependiendo el operador que atienda el teléfono, el consumidor podrá encontrarse en el mejor de los casos con el reconocimiento de la falencia en forma inmediata y el descuento correspondiente cargado a la futura facturación desde el sistema. En el peor de los casos, lo derivan a otra área. Sin embargo, si se insiste en el derecho del consumidor de no estar “colgado” 20 minutos más en línea, es probable que respondan al pedido. 
En el caso de Arnet, desde hace años es imposible obtener respuesta a las conexiones solicitadas o lograr que los inconvenientes técnicos sean resueltos en un tiempo mínimamente razonable. Al estar atado al servicio telefónico, las múltiples fallas por la falta de mantenimiento a las redes de telefonía fija influyen en el rendimiento de internet. 
También en este caso, clientes en distintos puntos de la ciudad confirmaron a “Noticias San Pedro” que el servicio recibido no se condice con el contratado y que durante gran parte del día las conexiones son lentas. 
La arbitrariedad con que se manejan las empresas ante la falta de controles eficientes del Estado, obliga al usuario a hacer el reclamo reiteradas veces para que se efectivice el descuento por el servicio no prestado, o prestado en forma deficiente; cuando debería darse de hecho. Si bien el servicio técnico puede realizar chequeos en el domicilio del cliente que reclama, está claro, por la respuesta de las mismas empresas, que los problemas son estructurales y no domiciliarios.