Un alacrán en una pileta de la ciudad

Fotos Claudia Bombisuto
Vecinos de San Martín al 1300 alertaron sobre la presencia, en una pileta en una vivienda de esa cuadra, de un alacrán. 
En una de las imágenes que ilustran esta información puede verse al arácnico bajo el agua. 
En la otra, luego de ser atrapada por una red. 
El calor y la intensa humedad son factores que influyen, de acuerdo a los especialistas, en la proliferación de este tipo de arácnidos. La creciente del Paraná también puede tener incidencia en algunos casos detectados en la zona costera. 

Hasta ahora no se registraron denuncias de picaduras en la zona. 
Si bien no existe actualmente un veneno capaz de espantarlos, una de las posibilidades de prevención es evitar el contacto con los humanos. 
Fundamentalmente, recomiendan tapar resumideros de baños y cocinas con una rejilla mosquitera ya que el hábitat es preferentemente húmedo. Además, sugieren, en zonas costeras o de islas, en donde pueden abundar en esta época, alejar las camas de las paredes y colocar botellas plásticas cortadas por la mitad en cada una de sus patas para que se deslice y no ascienda. 
También realizar una limpieza y desinfección general en los alrededores de las viviendas eliminando todo tipo de escombros, maderas y vegetación. 
Otras medidas son evitar caminar sin calzado en horario nocturno, periodo en el que salen en busca de alimento, revisar y sacudir la ropa antes de usarla, sobre todo los zapatos cerrados, y revisar los ángulos de las paredes, puertas o ventanas cuando se realice la limpieza. 
Los lugares preferidos de los alacranes son los huecos en paredes, muros y grietas. 
En caso de picaduras, inmediatamente realizar una consulta médica.